Clara Edwards

“No tengo miedo a resaltar la belleza femenina ni al cuerpo en términos del uso de color, distintas texturas y brillos”

Santa Clara

Con la femineidad y el romanticismo como centro de su eje creativo, Santa Clara se destaca por confeccionar piezas que mezclan delicados encajes, transparencias y gasas, con especial cuidado en los detalles y terminaciones que buscar acentuar la figura femenina.

En 2006 Clara Edwards tomó la decisión de materializar su sueño desde que era estudiante: crear su propia marca de diseño de vestuario con el nombre Santa Clara. A partir de entonces ha confeccionado dos colecciones anuales por temporada, las que solo se han visto interrumpidas cuando se fue a estudiar sastrería y alta costura al London College of Fashion y conceptualización de colecciones de moda en el Central Saint Martins de Londres.

Fue este proceso de formación el que determinó su metodología de confección. Cada colección se inicia con una rigurosa investigación sobre los motivos que la inspiran los que derivan en conceptos que se despliegan en las formas, texturas y colores con los que trabajará, para recién ahí diseñar la pieza. Luego ella misma hace el molde y corta la prenda, la que pasa a manos de una costurera que los confecciona, para después volver a Clara y su asistente quienes realizan los detalles a mano y los ajustes necesarios.

Sus propuestas están compuestas principalmente por vestidos, faldas y blusas con plisados, entablados y aplicaciones como lazos y flores en la cintura y encajes en los hombros, siempre dejando entrever alguna parte del cuerpo con transparencias o con sus característicos escotes en la espalda. Dada su línea creativa, las protagonistas de sus colecciones son la gasa, el algodón, el encaje y la seda, los que encarga directamente a Europa, ha ido recolectando de sus viajes o los compra en la calle Independencia en Santiago. La prolijidad de las terminaciones y la sutil relación entre los cortes y detalles otorgan a las prendas de Santa Clara, movimiento y elegancia.

De manera paralela a sus colecciones, desde el año 2007 Clara Edwards se convirtió en una de las diseñadoras de vestidos de novia más solicitada de Santiago. Pese a que todo comenzó por azar y de luego diseñarse ella el suyo, rápidamente se acercaron clientas con las que extendió sus búsquedas por estilizar el cuerpo femenino. Entre los cinco y ocho encuentros que sostiene con cada una, logra conceptualizar el deseo de la novia, inspirándose en ellas y plasmando su mirada en la prenda final.

Además de la femineidad, su sello es la exclusividad. Aunque se lo pidan, nunca confeccionaría dos prendas iguales y no se arriesga a comprar telas estampadas para evitar que su uso se repita con otros diseñadores. Su rígido método permite que sus prendas se transformen en especiales y coquetas, dedicadas al cuerpo de la mujer y destacar su silueta.

Clara Edwards